Ekinez Ikasi: Proyecto Aprendizaje y Servicio

Aquí os incluimos  un breve diario del viaje que hicimos a Pedreguer (Alicante) para completar la  etapa de Celebración de nuestro proyecto de Aprendizaje y Servicio y las fotos que realizamos durante el mismo.

16 de abril de 2015, jueves

Nos reunimos a las 8 y media de la tarde en la estación de autobuses de Bilbao. A las 9 salimos  en dirección a Valencia. 
Todos estábamos muy nerviosos e ilusionados.











17 de abril de 2015, viernes

Después de casi 9 horas de viaje llegamos a Valencia.
Algunos consiguieron dormir un poco  pero otros estuvieron despiertos durante todo el viaje.
En la estación de Valencia nos estaba esperando Pepa para continuar viaje hasta Pedreguer. ¡Por fin conocimos a la persona con la que nos hemos estado mandando mensajes durante todo el año! Presentaciones, besos, abrazos... 
Continuamos viaje hasta nuestro destino. Poco a poco fue saliendo el sol y, cuando llegamos a Pedreguer ya era de día. Allí nos estaban esperando Benjamí y Arantza. Nos recibieron en su casa con los brazos abiertos, como si fuéramos grandes amigos que se reencuentran. 


Falta Pepa que era la fotógrafa

Era la hora de preparar un buen desayuno. ¿Os imagináis poder preparar un zumo con naranjas recién cogidas del árbol por vosotros mismos? Pues eso es lo que hicimos y ¡¡¡cómo lo disfrutamos!!!

Recoger y..



Zumo recién exprimido
Después fuimos al albergue en el que íbamos a dormir, para dejar las maletas y descansar un poco, pero ¡solo dejamos las maletas!
El albergue estaba en una ladera de la sierra Segaria, alejado del pueblo, en plena naturaleza. Desde allí podíamos ver el mar y el Montgó, así que, en lugar de "perder" el tiempo descansando, nos fuimos a dar un buen paseo hasta la hora de comer.
Al fondo, el Montgó



Nuestro albergue









Explorando los alrededores








Descubrimos unos columpios

Caminata para abrir el apetito
Pepa llegó acompañada de Emil. Comimos todos juntos y, al acabar, Juli y Yolanda nos "obligaron" a echar un ratito de siesta. Al principio no queríamos pero...

Charlando mientras se hace la comida

Cuando nos despertamos fuimos a la playa a dar un paseo, algunos hasta se mojaron los pies.
Pasamos un rato muy divertido.
Refrescando los pies

¡Abriendo la temporada de playa!





Después regresamos a Pedreguer para conocer el pueblo. Subimos hasta la Ermita de San Blas desde donde se veían unas vistas preciosas. Al  fondo se veía el mar y la Sierra de Segaria donde estaba nuestro albergue.
Por la noche nos reunimos para cenar con Pepa, Benjami, Arantza, Emili, Nuria, Martina y Alfons, Fue un día lleno de actividad y emociones pero todavía nos quedaban muchas cosas por hacer.

Pedreguer

Ermita de San Blas







Disfrutando de un buen helado
Cenando en buena compañía



18 de abril de 2015


Nos despertamos prontito y, después de ducharnos, salimos a desayunar a la terraza para aprovechar el sol y disfrutar del entorno. Nos vinieron a recoger Emili y Benjamí para ir a los bancales de naranjas. ¡Nos tocaba recoger naranjas  para nuestro propio pedido! Esta era la parte del proceso que nos faltaba por conocer.
La llegada al huerto fue impresionante: los árboles llenos de naranjas y un olor a azahar que lo llenaba todo.

Preparadas para recoger

flores de azahar














Emili y Benjamí nos explicaron cómo recoger la fruta. Nos dejaron unos alicates para cortar el pezón de la naranja. (Alguno hasta se cortó el dedo con el que sujetaba el alicate, que ya es difícil, verdad, Sergio)
Después las echábamos en un cesto y, cuando estaba lleno, las volcábamos en cajas y a la furgoneta. Nos dividimos en grupos para trabajar mejor.





Paradita para la foto

Ya tenemos el cesto lleno













¡Esto no pesa nada!

!El mejor equipo, jijiji¡














a la furgoneta

Las cajas llenas...





















Las transportamos hasta un almacén y allí las pesamos y embalamos para poder enviarlas. en este caso, las cajas eran para nosotros, así que, ¡hasta las firmamos!
Pesaje
Últimos pasos

Cerrando las cajas














Etiquetado para su envío




"Firmamos" nuestras cajas
















Después de una mañana de trabajo en la que comprobamos lo dura que es la tarea de estas personas, nos recibieron en casa de Arantza y Benjamí con un riquísimo arroz al horno. En la comida también nos acompañaron Ángel, Benjamí (hijo), Itziar y Sabina que tiene, más o menos, nuestra edad y con la que congeniamos a las mil maravillas.

Arroz al horno

Una gran familia
















Después de comer y jugar un buen rato entre los naranjos, vimos una película sobre la regeneración de una zona de Ortuella que llevó Iñaki. ¡Es increíble ver cómo ha cambiado el lugar!
Más tarde, nos fuimos a dar una vuelta por Denia. Playita y paseo marítimo. Por último, cena de despedida antes de regresar al albergue y abrazos interminables para que los recordemos durante mucho tiempo.

Playa sin arena

Preparando un dique

¡Vaya turistas!

El capitán y el grumete



























En el puerto deportivo

19 de abril de 2015

Regreso a casa. Por la mañana temprano, Benjamí nos ha venido a recoger para acompañarnos hasta Valencia. Recordamos lo animosos que estábamos el jueves cuando salíamos de Bilbao. Hoy no estamos tan contentos. Nos apena dejar a estos nuevos amigos que tan bien nos han acogido, pero... ¡Somos positivos! Seguiremos en contacto con ellos porque desde ahora somos una pequeña "familia", una familia repartida entre Pedreguer y Somorrostro. ¡¡¡GRACIAS!!!!





2 comentarios:

  1. Muy bien resumido naranje@s.

    Un gusto haberlo vivido con vosotros . Hemos aprendido disfrutado y hemos contribuido a que el comercio de cítricos sea más justo.

    Enhorabuena a tod@s.

    ResponderEliminar